En la terapia psicológica individual ayudamos a que nuestros niños tengan un mayor conocimiento sobre sí mismos. De esta manera, los ayudamos a entender sus emociones, sus conductas y cómo sus pensamientos pueden provocar su dificultad. Así mismo, se hace partícipe a la familia, la cual consideramos de gran relevancia en este proceso.

Abordamos:

• Hiperactividad (TDHA)

• Baja autoestima

• Timidez

• Habilidades sociales

• Agresividad

• Impulsividad